Cómo mejorar la carta de tu restaurante

5 consejos para que la carta de tu restaurante aumente tus ventas

El menú de un restaurante o de un bar es su carta de presentación. Se podría decir que es como la primera impresión que tenemos de una persona. Para que esta imagen sea buena, hay que trabajarla y saber qué es lo que quieres transmitir. La carta representa al establecimiento, por lo tanto, tiene que ser reflejo del mismo.

Para sacarle el máximo provecho a tu menú, hay una serie de consejos que puedes seguir y que te ayudarán a mejorar tu carta, conectar con tus clientes y aumentar tus ventas:

1.- Resalta los platos más rentables.

Debes dirigir la atención de los comensales hacia tus platos estrella. Para ellos puedes ubicar los platos en la esquina superior derecha, el centro, o en la esquina inferior izquierda, ya que son las zonas donde prestan mayor atención. Además, también puedes emplear imágenes irresistibles, una pequeña descripción de estos platos, que hagan salivar al cliente, y colores llamativos que evoquen sensaciones. De esta forma facilitarás su elección.

 

Consejos para mejorar la carta de tu restaurante

 

2.- Utilizar nombres propios para los platos.

Al igual que la comida casera mueve masas, los clientes también se sienten atraídos por aquellos nombres que le resultan familiares, que son “de toda la vida”. Por ejemplo, “la tortilla de la abuela”, “las croquetas de la tía Marta”, “fabada con sabor a pueblo”. Esto le provocará a los clientes recuerdos que les incitarán a tomar decisiones guiadas por los sentimientos.

 

3.- No te centres SOLO en el precio.

Debes enfocarte en los platos, que el cliente se deje llevar por lo que le apetece comer y no por lo que se va a gastar. Para ellos puedes optar por eliminar el símbolo del euro (€), presentar los números en forma escrita (ocho euros) o en lugar de ubicar los precios en una columna, colócalos junto al nombre de cada plato. De esta forma, no llamarán la atención.

 

4.- Renueva la carta periódicamente.

En gastronomía también hay tendencias y tu restaurante no puede quedarse estancado. Debes actualizar tu menú de vez en cuando para atraer a nuevos clientes y sorprender a los habituales. Puedes probar si un plato funciona entregando junto con la carta una lista de sugerencias. Así comprobarás si debes o no incluirlo de forma definitiva en tu menú.

 

5.- Ofrece raciones de distintos tamaños.

Puedes darle al cliente la opción de consumir una ración más pequeña y barata o una mayor y más cara. Es probable que se decante por la pequeña, aunque no sepa el tamaño, simplemente porque es más barata. Aunque de esta forma, inconscientemente consumirá más platos.

 

Poniendo en práctica estos consejos, y utilizando una estética acorde con el restaurante y el concepto que quieres transmitir al cliente, tendrás una carta de presentación perfecta. Los detalles son importantes, y un diseño atractivo, aunque sea un simple menú, dice mucho del establecimiento y del trabajo de todas las personas implicadas en él.

1 Comment

Post A Comment